Aceptar

Acepta. Acepta todo lo que puedas sin entenderlo como una derrota. Aceptar es ganar. Nada te roba más energía que resistir y pelear contra una situación que no puedes cambiar. La única forma de deshacernos de los monstruos es aceptarlos.
- Neztel

Abrázame

Rompe mi voz con un silencio que diga te quiero, con un suspiro que convierta en viento. 
Rompe los espacios que nos quedan grandes con abrazos que nos siembren esperanza por dentro, que nos hagan caer todas las dudas.
 - Neztel

Promesas

Me gustan los que no olvidan las promesas,
a pesar de los años, del tiempo que congela las manos.
Me gusta que lleguen con lo prometido,
que sonrían al recordarte que no lo olvidaron.

-Neztel
Si no hubiera tanto ruido en su vida, se daría cuenta de que es capaz de brillar más que la luna.
- Neztel 



Corazón


Nunca fui fan de las metas, siempre he tenido el corazón en la puerta a medio paso de la despedida, nunca soñé con compartir una vida, a veces la mía me sobraba y llegaste tú a revolucionarlo todo.
-Neztel.

Decisiones

Cada día tomamos numerosas decisiones y, en ocasiones, de algunas de ellas nos arrepentimos. Al instante nos preguntamos por qué lo hemos hecho, por qué no lo habremos meditado un poco más. Ocurre lo mismo con lo que decimos. A veces hablamos sin pensar y permitimos que sea la ira, el miedo o el despecho quienes pongan voz a nuestras emociones. Por eso, piensa el triple, haz el doble y habla la mitad. El mundo ya está demasiado lleno de mentes pequeñas que solo hablan de los demás y sin pensar, de personas que dicen mucho y hacen poco. Avancemos a contracorriente siendo más sabios, más cautos y libres de mentes cuadradas. Construyamos una nueva perspectiva que proyecte calma, razón y responsabilidad personal

Lia N

Por ti.

Para ti. Por ser lo que siempre has querido ser. Por conseguir todo aquello que has querido conseguir. Por amarme más de lo que creo merecer. Por ti hoy lucho

Lucho. Lucho porque no hay nada que me parezca más valioso que tú. Por las ganas de vivir que desprendes, de comerte el mundo. Lucho porque me han repetido millones de veces que vale la pena luchar, por lo que vale la pena tener. Y tú, amor, tú mereces la pena en todos los sentidos.

Mereces la pena. Mereces la pena cuando ríes, cuando duermes, cuando gritas en medio de la calle que no quieres a nadie más de lo que me quieres a mi. Mereces la pena porque sueñas, y no existen los tiempos dificiles para los soñadores.
Sueñas. Sueñas en grande o en pequeño, da igual cómo sueñes, la cuestión es no dejar de hacerlo. Tener metas, tener propósitos. Sueñas que ganas, pero no vives en un mundo imaginario y sueñas que pierdes y eso te hace fuerte.

Fuerte. Fuerte al caer, fuerte al andar, paso a paso o deprisa. Fuerte al levantarte. Fuerte porque cuando pisas haces que todo el mundo se gire. Fuerte porque no existe el miedo para ti. Y si tienes miedo, estoy aquí, para ti.

Lia Neztel.